¿Qué hacer en caso de despido?

En la mayoría de las ocasiones, ante un despido laboral, el trabajador desconoce una gran parte de la información y las posibles vías para reclamar. Se trata de una situación un tanto incómoda y que suscita grandes dudas; para poder despejarlas, en Reclama y Recupera te desglosamos en profundidad cómo es el despido y qué podemos hacer ante él en el caso concreto.

Cuando en una empresa se decide prescindir de los servicios laborales de una persona, se debe elaborar lo que conocemos como carta de despido. El trabajador siempre deberá poner en la carta de despido la fecha, no conforme y su firma. Si se niega a firmar dicho documento, la empresa le hará constar su negativa a la recepción y lo hará con dos testigos.

Lo recomendable es lo primero, recepcionarla y poner la fecha y NO CONFORME.

¿Qué tipos de despido existen?

Dependiendo el tipo de despido que hayas sufrido, tienes una serie de derechos u otros. En Reclama y Recupera analizamos los más frecuentes:

  • Despido procedente. Se trata de un despido en los que se pueden acreditar las causas del mismo. Aunque la empresa puede considerarlo procedente, será el tribunal el que en última estancia declare la procedencia o improcedencia del mismo. Este despido no cuenta con ninguna indemnización.
  • Despido improcedente. Se trata de un despido en el cual no existe ninguna causa real que lo motiven; el empresario no puede demostrarla o un juez lo ha determinado así. En este caso, el afectado tiene 33/45 días de salario por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades.
  • Despido objetivo. La empresa decide prescindir de un trabajador por causas motivadas objetivamente como bien puede ser las pérdidas económicas o los cambios en el sistema de producción.
  • Despido disciplinario. Éste se sucede cuando el trabajador ha cometido faltas graves bajo su responsabilidad: faltas verbales, faltas al trabajo injustificadas, hábitos dañinos dentro de la empresa…
  • Despido colectivo. Sucede cuando la empresa obtiene la autorización para despedir a varios trabajadores, al menos el 10% de su plantilla, por una mala situación económica.
  • Suspensión por expiración de contrato. Se trata del final de la relación entre empleador y empleado, por lo cual no se trata de un despido propiamente dicho.

Es muy importante, la carta de despido, si la empresa no quiere realizar la carta de despido, sino que lo hace de manera verbal, debemos exigirla por escrito, para que quede constancia de ello, además de saber la fecha exacta en la que comienza a discurrir el despido.

Si se da el caso de que la empresa se sigue negando a presentar el despido por escrito, es conveniente que el empleado empiece a recoger pruebas de todo tipo que avalen que dicho despido existe para poder proceder a reclamación, en el caso de que la hubiera.

Una vez conseguidas todas las pruebas, se debe enviar un burofax a la empresa con certificado de contenido con el recibo correspondiente, para que se envíe la correspondiente notificación por escrito.

¿Qué es el finiquito?

El finiquito se trata de un documento que pone fin a la relación laboral existente entre el empresario y el trabajador y donde se indica el saldo y las liquidaciones correspondientes al afectado.  En este documento también aparecen los días de vacaciones que no se han disfrutado y que la empresa debe pagar al trabajador, así como los días correspondientes que haya trabajado y las pagas extraordinarias.

Es muy importante indicar, por parte del empleado, en esta parte que no está conforme o alguna otra indicación para que se revisen bien todas las cantidades, acordes a su caso en concreto.

¿Puedo impugnar un despido?

Desde el día que recibes la notificación de despido tienes un plazo de 20 días hábiles para poder impugnar el despido. Los días hábiles se corresponden de lunes a viernes, no contando los sábados, domingos y festivos.

Antes de realizar cualquier tipo de reclamación, el trabajador debe presentar una papeleta de conciliación ante el servicio administrativo correspondiente. Desde Reclama y Recupera te aconsejamos que te pongas en contacto con nuestros profesionales para recibir asesoramiento personalizado. Contamos con más de 25 años de experiencia en materias de reclamaciones por despidos y te ayudamos a resolver el caso de la manera más práctica y beneficiosa para ti.

Como se puede observar, existen varias situaciones posibles, por lo que es necesario analizar cada una de manera particular. En algunos casos habrá que presentar una documentación, y en otros completarla con otra totalmente distinta. Para que esto no genere caos, como hemos indicado antes, debes ponerte en contacto con nuestro equipo de profesionales.

En Reclama y Recupera contamos con más de 25 años de experiencia que nos avalan como expertos en reclamaciones y procesos judiciales.