¿Qué es la seguridad vial y cuál es su importancia?

La seguridad vial se encarga de prevenir y minimizar los daños y efectos procedentes de los accidentes de tráfico. El objetivo de la seguridad vial es eliminar y/o disminuir los factores de riesgo causantes de los accidentes de tráfico.

En los últimos años se han vuelto mucho más frecuentes los accidentes de tráfico alterando de esta manera la seguridad vial. Como consecuencia, también se han realizado en estos años reformas respecto al ámbito jurídico y la regulación de la circulación de vehículos a motor. Aquí es donde entra nuestro despacho, Reclama y Recupera Abogados, para poder ayudarte en todo tipo de trámites judiciales respecto a este tema.

Si hablamos en cifras, obtenemos que dentro de Europa entre 7,81 y 2,84 fallecidos por cada 100.000 habitantes. Unos estudios realizados a finales del siglo pasado reflejan una reducción de los accidentes de tráfico hasta un 15% debido al avance de las tecnologías y la modernización de los coches.  Dentro de España se refleja que coches que superan los 7 años duplican el riesgo de tener un accidente de tráfico, mientras que los coches de más de 10 años triplican este riesgo.

Una vez que están claros los datos, es conveniente saber que, especialmente si eres conductor del vehículo, debes tener en cuenta ciertas cosas y llevar equipado correctamente tu coche.

Seguridad en el vehículo

La seguridad vial va ligada al tipo de vehículos que se suele conducir. Las características de cada coche y su estructura se convierten en los principales factores a tener en cuenta para evitar un accidente de tráfico.

La elección de un vehículo depende, en gran medida, de la adquisición económica de cada persona. Partiendo de la base de que el factor humano supone el 80% de la causa del accidente de tráfico, cuanto menos tenga que hacer para conducir, mucho mejor. De este planteamiento han surgido los modernos coches automáticos.

Sin embargo, independientemente de que el coche sea automático o no, éste debe cumplir con cuatro elementos para una correcta seguridad vial: seguridad activa, seguridad pasiva, seguridad preventiva y seguridad paliativa.

  • Seguridad preventiva. Son aquellos elementos que advierten de un riesgo y que el conductor pueda corregir la situación con antelación. Por ejemplo, nos podemos encontrar con: avisador de riesgo de hielo en la calzada, limitador de velocidad, encendido automático de luces y parabrisas, apoyo a la atención del conductor, aviso de cambio de carril…
  • Seguridad pasiva. Son un conjunto de elementos que actúan sin control en caso de accidente para minimizar los daños. Dentro de este grupo nos encontramos con los airbags, el cinturón de seguridad o protección antivuelco, entre otros.
  • Seguridad activa. Se trata de los elementos que actúan cuando existe un alto riesgo de accidente para intentar evitarlo. Al contrario que en la seguridad preventiva, estos elementos intervienen, no solo avisan. El más claro ejemplo de ello serían los ABS (el sistema antibloqueo de ruedas).
  • Seguridad paliativa. Está compuesta por todos aquellos sistemas que favorecen el rescate y la atención a las víctimas de un accidente de tráfico. Tenemos el e-Call, un sistema automático de aviso de accidente, la desconexión del cierre centralizado, el corte de la alimentación de la batería, etc.

¿Qué tipo de seguro es el más adecuado para un coche?

Es importante que, si conduces un vehículo, éste vaya con un seguro de circulación. En el caso de que se produzca un accidente de tráfico te puede aliviar muchos problemas. Una de las vías para solucionar los accidentes de tráfico se trata de la vía judicial. En Reclama y Recupera somos expertos en acompañamientos a juicios rápidos por accidente de tráfico, para poder solventar la solución de la mejor manera posible.

Dentro de nuestro país es obligatorio circular con un seguro de responsabilidad civil o seguro a terceros, pudiendo cubrir los daños a otros en caso de que hayamos tenido un accidente de tráfico. Éste se trata de un seguro con cobertura básica, pero existen otro tipo de coberturas mucho más amplias y mayor garantía. Es el caso del seguro a todo riesgo, que cubre los daños propios de nuestro vehículo y los daños a nosotros mismos también.

Si como peatón has sufrido un accidente de tráfico y quieres conocer todas las opciones que tienes, no dudes en ponerte en contacto con Reclama y Recupera. Dentro de nuestro equipo contamos con una serie de profesionales especialistas en accidentes de tráfico.

Si has sufrido lesiones, debes saber que tienes derecho a una indemnización. Lo mismo ocurre en el caso que tengas que interponer una demanda debido a estas lesiones. Ésta y muchas otras cuestiones que te puedan surgir a la hora de actuar ante un accidente de coche, en Reclama y Recupera te las resolvemos al momento, ofreciéndote la primera consulta gratuita.