¿Te han despedido del trabajo y no estás conforme? 

Sufrir un despido no es para nada una situación agradable. Los despidos se pueden dar en diversas circunstancias, y puedes estar de acuerdo o no con la decisión de tu empresa y casi siempre vas a estar en todo tu derecho de pedir una indemnización.

Para que no te sientas perdido y saber si pedir indemnización correspondiente por despido, desde Reclama y Recupera te informamos de todos los procedimientos que debes seguir para recuperar tu dinero y de todos los pasos que se suceden a la hora de un despido laboral.

¿Cómo se lleva a cabo el procedimiento de despido?

Cuando un empresario toma la decisión de prescindir de los servicios de uno de sus trabajadores y proceder al despido laboral, debe hacerlo mediante un procedimiento legal existente, para evitar posibles problemas y confrontaciones en un futuro. En un primer lugar, el empresario debe notificar por escrito la decisión de despido a su empleado. No es suficiente con notificar el simple hecho del despido, sino que en esa carta dirigida al empleado deben aparecer las causas y motivos detalladas de la decisión del empresario. Dicha comunicación debe de realizarla siempre el empresario o una persona de su confianza, pero siempre por la vía escrita.

Si la persona encargada de realizar el despido se niega a comunicarlo por escrito automáticamente pasa a considerarse como despido improcedente.

Independientemente de las razones que lo hayan llevado a ejecutar el despido, se deben cumplir una serie de requisitos. En el caso de que el empresario haya decidido despedir a una persona por causas objetivas, esta notificación se debe de realizar con una antelación de 15 días antes de la fecha en la que se hace efectivo.

Otra de las obligaciones a la hora de proceder con el despido se trata de la notificación de la fecha concreta en la que se va a hacer efectivo. Con esta comunicación, la persona afectada puede conocer cuando comienza el plazo de tiempo para reclamar contra ese despido.

En el caso de que el despido se realice por causas económicas, el empresario puede omitir la indicación de la cuantía de la indemnización que corresponde a la persona despedida, siempre que lo notifique en la carta escrita. Esto no quiere decir, sin embargo, que como trabajador no tengas derecho a pedir reclamación por el despido; son cuestiones perfectamente compatibles.

¿Cómo recurrir si no estás de acuerdo con un despido laboral?

Por parte el empresario se han cumplido todos los requisitos para proceder al despido, pero por tu parte como trabajador no estás de acuerdo con esta decisión. Es el momento en el que entra en juego Reclama y Recupera con sus abogados profesionales especializados en despido laboral para proceder con la reclamación correspondiente. Los pasos que debes seguir para dicha reclamación son los siguientes:

– De manera obligatoria y previa a la interposición de la demanda está la papeleta de conciliación; este documento sirve para realizar una negociación previa con el empresario para evitarnos llegar a la vía judicial. Es necesario que se acredite que se ha tenido este intento de conciliación en el supuesto de que ninguna de las dos partes no se llegue a ningún acuerdo. El plazo de interposición de la papeleta es de 20 días hábiles (excluyendo sábados, domingos y festivos) y computa a partir del día siguiente de la notificación del despido.

– Una vez interpuesta la papeleta, como trabajador se te citará a un acto de conciliación en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación correspondiente. La autoridad laboral emitirá un acta donde indicara si hay resolución o no mediante acuerdo; si como trabajador no compareces el caso será archivado, mientras que si el empresario, el no comparece, se levantará acta de su incomparecencia y se le podrán imponer las costas del procedimiento laboral.

– Una vez que se ha intentado la conciliación y si no se ha llegado a un acuerdo, se deberá interponer una demanda ante el Juzgado de lo Social correspondiente al domicilio donde se estaba realizando el trabajo. Dicha demanda se debe presentar en el plazo que reste los 20 días hábiles desde la notificación del despido. Una vez admitida a trámite la demanda por el juzgado de lo social correspondiente, este señalará día y hora concretos donde se celebrará el juicio.

– En el juicio debes oponerte a lo alegado en la carta de despido, y poner de manifiesto que no es correcto, Es la empresa la que deberá acreditar la procedencia del mismo, mediante todas las pruebas posibles. Es muy recomendable que acudas con un abogado especialista en la materia (te recomendamos que eches un vistazo a nuestro apartado de especialistas en despido laboral de Reclama y Recupera). La sentencia debe estimar o desestimar la demanda y declarar el despido como procedente, improcedente o nulo.

Si el despido es declarado improcedente, la empresa puede optar por, readmitirte y pagar los salarios dejados de percibir durante la tramitación, o pagar la indemnización correspondiente por la improcedencia del despido.

Si eres un trabajador y has sufrido un despido, con toda esta información que te hemos proporcionado a través de Reclama y Recupera puedes conocer tus derechos y los procedimientos a seguir para interponer una reclamación.