¿Qué documentación se necesita en caso de sufrir un accidente de tráfico para poder reclamar?

¿Qué es un accidente de tráfico?

Un accidente es un suceso imprevisto que altera la marcha normal o prevista de las cosas, especialmente el que causa daños a una persona o cosa. Se presenta de forma brusca e inesperada y altera el orden normal de las cosas. Ocasiona la muerte o lesiones en las personas y/o daños en las cosas. Los accidentes no suceden por causas del destino, sino que tienen causas explicables y se puede actuar sobre ellos para evitarlos o minimizar sus consecuencias.
Un accidente de tráfico es un acontecimiento casual o eventual no intencionado que se produce como consecuencia del tráfico de vehículos. Puede ser de origen mecánico, ambiental, físico o humano. Los vehículos implicados quedan de manera anormal dentro o fuera de la calzada y se produce la muerte o lesiones en las personas o daños en las cosas.

Pasado el periodo de recuperación después de ser los protagonistas de un accidente de tráfico, es necesario reunir toda la documentación, indispensable para presentar la correspondiente reclamación.

Desde las modificaciones en accidentes establecidas en 2016, es la persona afectada la que debe presentar a su aseguradora toda la información relativa al siniestro. El documento que elaboren los agentes momentos después del accidente, será fundamental para determinar quién es el responsable del accidente y poder reclamar las cantidades pertinentes a las compañías de seguro.

Nos gustaría señalar la importancia de notificar los resultados de las lesiones en los primeros días del accidente. El plazo aconsejable para avisar a las compañías de seguro está fijado en los 7 días posteriores al siniestro. Es vital tenerlo en cuenta, dado que las lesiones físicas que se pueden producir abarcan una amplia gama de gravedad e incluso una molestia que puede parecer menor, puede descubrirse en el futuro como muy grave. En caso contrario, si considera que no se ha sido responsable en modo alguno, el plazo se ampliaría a 6 meses para empezar con el procedimiento legal.

En el caso de ser víctima del accidente, se cuentan con dos vías para la reclamación: extrajudicial y judicial.

Si la extrajudicial no prospera (acuerdo con la compañía de seguros) y se tenga que acudir a la vía judicial se tramitaría una demanda para empezar el procedimiento penal.

Tanto si se trata de daños materiales (incluyéndose gastos posteriores resultados del accidente, como por ejemplo; dinero que se necesite para volver a casa si el vehículo queda inutilizado o los gastos médicos) es importante que se conserven las facturas para que la indemnización se pueda producir con mayores garantías. En el caso de que se valoren los daños personales (moral y económico derivado del fallecimiento de la persona) se valorará principalmente si el accidente ha podido ser causa de muerte. De ahí la importancia de que se conserven todos los partes de lesiones, para valorar si también puede ser objeto de indemnizaciones por incapacidad o secuelas.

A continuación os informamos de la documentación requerida en caso de accidente. Para que la demanda tenga éxito, será fundamental tener en cuenta la siguiente guía:

  • Referentes al accidente
    -Informe simple donde se incluyen los datos del accidente e implicados
    -Atestado policial: informe más detallado del siniestro, en el que se incluyen fotografías,fecha, lugar….
  • Daños personales
    -DNI
    -Documentación del vehículo (ITV y permiso de circulación)
    -Póliza de seguro
    -Documento policial del atestado/ en el caso de no ser amistoso y el conductor se dé a la fuga, necesitaremos los datos de los testigos si los hay del accidente, o de la matrícula del otro vehículo
    -Informes médicos
    – Documento de nuestro médico de cabecera, reflejando las lesiones y futuro tratamiento
    – Informe de asistencia de urgencias: importante tenerlo como prueba, si hemos tenido que acudir después del accidente de manera inminente o de forma voluntaria
    – Documento de baja/alta laboral
    – Informes de profesionales (Psicólogos, terapeutas) que atestigüen futuras secuelas psicológicas
  • Daños materiales
    – Facturas de desplazamiento: en el caso de que nos tengamos que desplazar y el vehículo esté inutilizado
    – Facturas de reparación del vehículo: necesarias para poder reclamar los daños causados al automóvil

¿Cuáles son las causas y factores de riesgo de los accidentes de tráfico?

Se considera un factor de riesgo a todo elemento, fenómeno, condición, circunstancia o acción humana que incrementa la probabilidad de que ocurra un accidente. Estos factores suelen englobarse en los tres elementos generales implicados en toda situación de tráfico: el vehículo, la vía y su entorno, y el propio conductor.

Podemos pensar que los accidentes de tráfico ocurren por azar o son impredecibles, pero realmente no es así. Un estudio científico y sistemático del proceso ha permitido identificar los factores más importantes que influyen en los accidentes y gracias a ello podemos entender mejor sus causas y que así sea más sencillo evitarlos y prevenirlos. Para cada tipo determinado de accidente, hay unos factores que influyen en mayor medida que otros.

En un accidente de tráfico existe una relación de tres factores:
• Humano: conducir bajo los efectos del alcohol o drogas, adelantar en lugares prohibidos, exceso de velocidad, etc…
• Mecánico: que el vehículo tenga alguna avería, o responda adecuadamente.
• Ambientales: condiciones meteorológicas adversas, iluminación escasa o deficiente, mal estado de las carreteras, señalizaciones incorrectas, etc…

No todos estos factores influyen de la misma manera en los accidentes de tráfico. El factor humanos es el responsable de entre el 70% y el 90% de los accidentes de tráfico.
Por ello, la Comisión Europea ha adoptado algunas medidas de seguridad Vial como;
– Regulación de los límites de velocidad.
– Educación vial.
– Mejora de las infraestructuras viarias.
– Medidas sobre dispositivos de seguridad activa de los vehículos.

¿Tengo derecho a una indemnización por haber sufrido un accidente de tráfico?

Si has sido víctima de un accidente de tráfico y has sufrido algún tipo de lesión, puedes tener derecho a indemnización si:
– Eres el conductor y el accidente ha sido culpa de otro vehículo.
– Eres pasajero de un vehículo.
– Eres pasajero de un transporte público, salvo que el accidente sea debido a una fuerza mayor, como por ejemplo un huracán.
– Eres un peatón y has sufrido un atropello cruzando un paso de cebra o en un semáforo.
– Eres un peatón y cruzabas por un lugar indebido, siempre que se puede demostrar que existe una concurrencia de culpas y el conductor no tomó todas las precauciones para evitar el atropello.

Como resumen, podemos afirmar que existe derecho a indemnización siempre que hay culpa o negligencia de un tercero en un accidente, debido a la responsabilidad civil derivada de estas acciones. También tiene derecho a indemnización el pasajero y, además, en caso de que sufriera lesiones como pasajero en un transporte colectivo, podrá también tener derecho a recibir una indemnización por el seguro obligatorio de viajero. Tendrán también siempre derecho a una indemnización el conductor no responsable del siniestro y el peatón, en caso de atropello, incluso cuando parte de la culpa del accidente sea de éste.

Una indemnización por accidente de tráfico debe cubrir tres tipos de daños:
– Los daños físicos: incluyen además los costes de adecuación de vehículo y vivienda, en caso de que sea necesario, los costes de contratación de una persona de apoyo para la rutina diaria si esta fuera necesaria, etc…
– Daños psicológicos, también los sufridos por los familiares del afectado como consecuencia del accidente.
– Daños materiales.

¿Sabes cómo calcular la indemnización que te corresponde en caso de accidente de tráfico?

Desde el 1 de enero de 2016 los principales conceptos que fijan los valores de las indemnizaciones por accidentes de tráfico han sufrido una gran variación. Anteriormente se utilizaba el sistema tradicional por incapacidad temporal y permanente, pero desde el 1 de enero de 2016 se diferencia entre tres tipos de indemnizaciones:
– Indemnizaciones por causa de muerte
– Indemnizaciones por secuelas
– Indemnizaciones por lesiones temporales

En la siguiente tabla se pueden ver los cambios más relevantes desde la entrada en vigor de la nueva ley en enero de 2016:

Tabla de los cambios relevantes desde entrada en vigor de nueva ley en enero 2016

Tabla de los cambios relevantes desde entrada en vigor de nueva ley en enero 2016

El cálculo de una indemnización por accidente de tráfico no es una tarea sencilla de realizar y depende de muchos factores. Por ello, aconsejamos que sea un abogado especialista el que se encargue de certificarlo. Para la realización del cálculo de la indemnización se necesitarán los partes de lesiones o estudios médicos certificados por un médico facultativo, donde se detallen las lesiones sufridas en dicho accidente de tráfico.

Para el cálculo de la indemnización hay que tener en cuenta los días de hospitalización, días impeditivos y no impeditivos, secuelas (dolores, perdidas anatómicas, limitación funcional), si la incapacidad es temporal o permanente, daños morales, económicos (gastos derivados del accidente rehabilitación privada, collarines, medicación, transporte, daños del vehículo), etc… Hay que recopilar una gran cantidad de información y por ello debe ser un abogado especialista el que se encargue de la realización de todos los trámites.

¿Cuáles son los criterios para la fijación de la indemnización?

– Hay que analizar y valorar todos los daños y perjuicios sufridos por las personas que sufrieron el accidente.

– Si la persona responsable del accidente es menor de edad, y por tanto inimputable, los criterios para fijar la indemnización no tendrán en cuenta su minoría de edad.

– Para la aplicación de los baremos, la edad de la víctima y de los perjudicados y beneficiarios será la referida a la fecha del accidente.

– Los perjudicados, en caso de fallecimiento de la víctima, serán determinados familiares en función de la edad de la víctima, grado de parentesco, dependencia económica con la víctima, etc… y en los restantes supuestos, la propia víctima del accidente.

– Dará lugar a indemnización la muerte, lesiones permanentes, invalidantes o no, y las incapacidades temporales.

– Además de las indemnizaciones fijadas según las tablas y baremos, se satisfarán también los gastos de asistencia médica y hospitalaria y, en caso de muerte, los gastos de entierro y funeral.

– La cuantía de la indemnización por daños morales es igual para todas las víctimas, y la indemnización por los daños psicofísicos se entiende en su acepción integral de respeto o restauración del derecho a la salud.

– En cualquier momento podrá convenirse o acordarse judicialmente la sustitución total o parcial de la indemnización fijada por la constitución de una renta vitalicia en favor del perjudicado.

– La indemnización o renta vitalicia sólo podrán ser modificadas por alteraciones sustanciales en las circunstancias que determinaron la fijación de aquellas o por la aparición de daños sobrevenidos.

– Anualmente, con efectos de 1 de enero de cada año, y a partir del año siguiente de la entrada en vigor de este texto refundido, deberán actualizarse las cuantías indemnizatorias fijadas, y en su defecto, quedarán automáticamente actualizadas con el porcentaje del índice general de precios de consumo correspondiente al año natural inmediatamente anterior.

– En la determinación y concreción de las lesiones permanentes y las incapacidades temporales, así como en la sanidad del perjudicado, será preciso informe médico.

¿Dónde y cómo se denuncia un accidente de tráfico?

Desde la entrada en vigor de la Ley Orgánica 1/2015 el 1 de julio de 2015, en caso de accidente de tráfico no se puede denunciar al culpable.
En este punto e importante distinguir entre dos términos que generan bastante confusión: Denuncia VS Demanda.
La denuncia es un procedimiento penal mientras que la demanda es un procedimiento civil. Anteriormente a dicha ley, se establecía un procedimiento penal contra el conductor culpable y un procedimiento civil contra la compañía.

En estos procedimientos el lesionado era evaluado gratuitamente por el médico del juzgado, y por tanto la víctima no tenía que abonar una cuantía extra. Desde hace unos años, se han realizado tres cambios en la ley que perjudican al lesionado:
– Cambio del Código Penal
– Reforma de la Ley de Enjuiciamiento
– Reforma del Baremo de Tráfico.

Actualmente el procedimiento a seguir es a través de la vía civil. Hay que presentar una demanda contra la compañía de seguros, para la cual se requiere que el demandante o lesionado contrate los servicios de un perito médico y un procurador. En caso de que se pierda el pleito hay un riesgo de costas que deberá pagar el lesionado.
Solamente se podrá denunciar al conductor culpable en caso de que haya un delito contra la seguridad vial, por ejemplo, una alcoholemia, exceder los límites de velocidad, conducir sin carnet, conducción temeraria, etc…

¿Cuáles son los pasos a seguir tras un accidente de tráfico?

1) Realización de atestado o parte amistoso donde se especifican las responsabilidades de cada parte. Aparecen también los datos de ambos conductores y compañías de seguros, y así, de este modo, sabrás a qué compañía tienes que reclamar.

2) Recopilar toda la información médica donde se certifiquen las lesiones, tanto de urgencias (si has ido) como del médico de cabecera, ya que mediante ellos se puede comprobar los días que has estado en tratamiento y días de baja laboral.

3) Ponerte en contacto con la aseguradora: Deberás enviar toda la documentación a la compañía de seguros para que la analice y te ofrezca una indemnización. El plazo de respuesta es de 3 meses. Probablemente en este tiempo la compañía te citará para que su médico te evalúe.

4) Negociación con la compañía: Una vez la compañía te hace una oferta, tu abogado debe intentar llegar a un acuerdo con la aseguradora si no se está de acuerdo.

5) Interponer una demanda: En el caso de que no se llegue a un acuerdo con la compañía, puedes demandarles. Ten en cuenta que para ir a juicio deberás contratar los servicios de un perito médico y de un procurador.

¿Necesito un abogado para reclamar la indemnización?

Tener un abogado es muy importante a la hora de reclamar una indemnización, independientemente si quieres realizar una demanda o no.
En los últimos años las leyes han sufrido bastantes cambios, por ello es importante contratar un abogado experto en estos temas que conozca bien cómo funcionan. No sólo que sea abogado, sino que además sea experto en accidentes de tráfico. Hay personas que confían en los servicios de abogado de la compañía para hacer la reclamación, lo cual es un error, ya que éste comparte los intereses de todas las aseguradoras y esto puede provocar que salgas perjudicado.

El abogado de la compañía podría invitarte a aceptar ofertas muy bajas.Ante la preocupación de si los honorarios del abogado serán demasiado altos, queremos informar que puede incluso salirte gratis. En todas las pólizas de seguros se incluye una cláusula llamada “Defensa Jurídica” en la que la compañía establece una cuantía fija, que dependerá de cada aseguradora, y que puede cubrir la minuta del abogado. Además, para las víctimas de atropello que dispongan de seguro de hogar, también existe la cláusula de defensa jurídica.

¿Qué hacer si no estamos de acuerdo con la indemnización?

Si no estamos conformes con la indemnización que nos ofrecen podemos iniciar las siguientes vías:
o Procedimiento de mediación
o Acudir al Instituto de Medicina Legal, donde de forma imparcial valorarán las lesiones y nos darán informe a nosotros y a la compañía. Este informe lo pagará la aseguradora
o Renegociar con la aseguradora si el informe da más importancia a nuestras lesiones, buscando una indemnización mayor.
o Iniciar la vía judicial si no diera resultado la negociación.
o Acudir a un perito privado, que pagaremos nosotros, si no estamos conformes con el informe del Instituto de Medicina Legal y acudir con él a reclamar en vía judicial.

Si eres afectado, no te preocupes, en Reclama y Recupera te ayudaremos e informaremos de la indemnización que te corresponde. Sólo tendrás que preocuparte de tu recuperación.