¿Cómo actuar ante okupas en mi vivienda?

Que tu vivienda se encuentre en manos de okupas no es, para nada, una situación agradable ante la cual hay que tomar medidas firmes.

En Reclama y Recupera tenemos una serie de profesionales abogados especialistas en desahucios, los cuales te asesorarán por completo ante este tipo de situaciones.

No obstante, te ponemos al día con las nuevas medidas y legislación ante la ocupación de una vivienda.

Desahucio exprés okupas

El pasado lunes, 4 de marzo 2019, entró en vigor la ley del desahucio exprés que permite el desalojo de estos enemigos de la vivienda privada en un plazo mucho más breve de lo que era habitual.

Esta ley ha supuesto una renovación de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Esta nueva medida pretende la recuperación por parte del demandante, lo más rápido posible, de la propiedad que ha sido ocupada de manera ilegal.

Esta nueva modificación de la Ley de Enjuiciamiento Civil fue aprobada el pasado mes de abril en el Congreso de los Diputados, facilitando que los propietarios recuperasen su vivienda en un plazo máximo de 20 días.  La realidad de este plazo de 20 días, dependerá de los medios de cada juzgado y la prioridad que otorguen los mismos a estas sentencias, pero en principio supone un ahorro muy considerable de tiempo.

Esto supone una reducción muy considerablemente de los plazos anteriormente estos eran de unos 4 a 6 meses, llegando incluso a los dos años en algunas situaciones, lo que resultaba bastante tedioso para los propietarios y la resolución de su demanda.

La ley contó con el apoyo de PP, Ciudadanos y el PNV. Por otro lado, PSOE, Unidos Podemos-En Comú Podem- En Marea, ERC y Compromís votaron negativamente. Finalmente, tras completar su tramitación en el Senado se publicó en el BOE el pasado mes de junio.

Como desahuciar a un okupa

Para poder proceder a la demanda, la persona afectada tiene que presentarse ante los juzgados acreditando que se trata de su propia propiedad. Para este proceso, con las escrituras de la vivienda sería suficiente.

Es muy importante contar con el apoyo y presencia de un abogado especialista en estos casos, por lo que en Reclama y Recupera te asesoramos sobre dicho procedimiento sin ningún compromiso.

La nueva Ley incluye, “la resolución judicial que ordene el desalojo de los ocupantes ilegales de la vivienda se ha de comunicar por el órgano judicial a los servicios públicos competentes en materia de política social, para que en el plazo de siete días puedan adoptar las medidas de protección que fueren procedentes, en orden a la situación de vulnerabilidad en que pudieran quedar los afectados por el lanzamiento, siempre que estos hubieran manifestado su consentimiento”.

Esta nueva ley afecta solamente a los particulares; el desahucio exprés no está contemplado de momento para los bancos, las inmobiliarias y sociedades patrimoniales.

¿Cómo desalojar okupas legalmente?

Una vez interpuesta la demanda, los okupas tienen un plazo de cinco días para demostrar que están viviendo en la casa de forma legal. En el caso de que los okupas no aporten justificación suficiente, el tribunal ordenará la entrega inmediata de la posesión al demandante, siempre y cuando éste haya entregado un título suficiente que acredite su correcta posesión. Además, el desalojo será impuesto a todas las personas que se encuentren en la vivienda.

Una vez presentada la demanda, se dictará auto dando traslado a los ocupantes de la vivienda para su contestación e instándoles a la entrega inmediata de la vivienda al demandante. El juzgado comunicará, después, a los servicios municipales de atención social del municipio en el que se encuentren la apertura de un proceso de desocupación ilegal.

Los ocupantes pueden oponerse al auto en el plazo de 10 días sin que esto suspenda la efectividad de la medida. Si la resolución de todo el procedimiento resultase favorable al demandante, debe solicitar su ejecución efectiva sin necesidad de que transcurra el plazo de 20 días de espera previsto.

Esto supone una reducción muy considerablemente de los plazos anteriores.